Del.icio.us

Publicado el 12 diciembre, 2004

No sé dónde oí hablar por primera vez de Del.icio.us. Recuerdo que me registré y no fui capaz de hacer nada más, consecuencia, imagino, de los 30 segundos de atención que puedo prestar a cada cosa.
Algún tiempo después, un post de Microsiervos me convenció para darle otra oportunidad. No dudaba de la utilidad del servicio, lo que no sabía era cómo empezar. En la página principal de Del.icio.us la descripción se limita a un escueto «social bookmarks». ¡No son Coca-Cola, tienen que presentarse! 🙂 En cambio, en «acerca de» no se cortan. Para leerse una página de ayuda de nueve scrolls hay que ser muy geek.
Del.icio.us es como Blogs año 0. Me explico. Navegando por tus sitios preferidos encuentras algo interesante, pulsas en el botón de Del.icio.us que previamente has añadido a la barra de herramientas y en la ventana del navegador aparece un formulario con cuatro campos:

  • url
  • description
  • extended
  • tags

Los dos primeros ya vienen completados. Si quieres, tú aportas un breve comentario en «extended» y, muy importante, palabras clave (tags) para localizarlo posteriormente. El resultado es algo así:

Gizmodo : Toyota i-foot and i-unit
¿No sería fantástico ver estas unidades de transporte en las calles en vez de coches contaminando?

Y abajo, en letra pequeña:

to robots … and 30 other people … on 2004-12-12 … edit this item

Es decir, las palabras clave, cuánta gente ha guardado la misma noticia, la fecha y la opción de editar la entrada. Todo es clicable.
Copio ahora un post de 1999 de Bitácora Tremendo, hasta donde yo sé, el weblog en español más antiguo* y el que acuñó la palabra «bitácora» para denominar a los blogs en castellano.

¿Algún día funcionarán bien los «browsers»? [inglés] El éxito del Internet se debe a la simplicidad del HTML, y esta misma simplicidad está causando los problemas. Ahora que se ha vuelto popular, algunos quisiéramos que fuera menos sencillo.
Mh, no estoy completamente de acuerdo con Jeff Veen en este artículo.

Es como una reacción. Tal vez, los weblogs se han ido barroquizando y esto es una forma de purismo, de volver a los orígenes: «he encontrado algo interesante y no me importa compartirlo», sin pedir nada a cambio.
El autor de una bitácora puede tener cierto control sobre la misma. En Del.icio.us pones tus favoritos, no sólo direcciones para recordar, sino preferentemente noticias, a disposición de todo el mundo. Después there is no way to find out who subscribes to your bookmarks. No puedes saber quién se suscribe a tus favoritos. En un weblog, en principio, tampoco pero sabes de qué país llegan, algunos dejan comentarios… Las listas de suscriptores de Bloglines o WP-Detective son otro asunto.
La potencia de Del.icio.us es tal que no soy capaz de vislumbrar su alcance, pero el resultado será una obra monumental. Incluso mayor que la Wikipedia
En cualquier caso, quiero incorporar Del.icio.us a mi rutina diaria, pero… con un nick privado.
Por favor, corregid cualquier incorrección que encontréis en este post que, por su extensión, va contra mis convicciones 🙂
*no quisiera reabrir la vieja polémica. Barrapunto es anterior. Me refiero a lo que llamamos blogosfera hispana.

Clasificado en Weblogs.

6 respuestas a “Del.icio.us”

  1. Julio Alonso dice:

    No sé yo. A mí me da que usando un nick privado le quitas parte de su gracia. De hecho, yo cuando tenga tiempo quiero añadir el feed de mi del.icio.us directamente en merodeando. Hay muchas cosas que leo, que me parecen interesantes (y por tanto anoto en del.icio.us) y luego no tengo tiempo para escribir sobre ellas.
    Para mi en el blog hay explicación e interpretación usando como base o como espita (se escribe así, ¿no?) unos cuantos enlaces interesantes. En del.icio.us te limitas a poner los enlaces. Es como esa sección de Euronews en la que no hay narrador, sólo imágenes de noticias y sonido ambiente.

  2. mmeida dice:

    Oye, y lo bonito que te han quedado las categorías y archivos en combos. Una monada 😉
    Un saludo.

  3. tintachina dice:

    Julio, es que así tendría libertad para archivar todo lo que me interesa, no sólo lo que trate de «la influencia de internet en la comunicación, los negocios y la vida cotidiana». Nunca he querido abrir tintachina a otros temas.
    Manuel, pues he recibido quejas porque es javascript 🙁 Pronto (espero) un post explicativo.

  4. Yo creo que te serviría tanto para links a tu weblog, como para cosas más privadas, ya sea que use s un nick privado o no.
    Esa es la belleza de del.icio.us, que puedes agregar con mucha facilidad cualquier tag, así puedes exportarlos facilmente con query strings:
    del.icio.us/html/gustavoarizpe/?count=5&extended=body&tags=no&rssbutton=no&extendeddiv=yes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *