El atril

Publicado el 2 abril, 2001

Me niego a dar tres malas noticias seguidas. Hoy toca divagar. Los ordenadores se están reinventando a sí mismos. Periféricos que ya casi se habían convertido, a nuestro pesar, en prolongaciones de los seres humanos, como el ratón o el teclado están siendo cuestionados. Ahí está sino el TransNote de IBM (se ve mejor en la página norteamericana). Cada vez que veo un ordenador portátil me pregunto ¿por qué no podrá deslizarse la pantalla -que por supuesto debería ser táctil- y convertirse en una especie de atril? El teclado sólo se extraería cuando fuese necesario escribir textos extensos, como en el WebTouch de Alcatel.

Oops, me parece que hoy Tinta China más bien parece una edición de Gadgets, sólo que un poco emborronada.

Clasificado en Usabilidad y diseño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *