Ligero de equipaje

Publicado el 30 septiembre, 2004

Dos webloggers han comentado estos días, desde un punto de vista más experto que el mío, dos temas que me interesan:
Eduardo, en ALT1040, cuenta su experiencia con Last.fm: “te permite escuchar tu estación de radio personal a partir de tus preferencias musicales”. Al enviar los títulos de las canciones que estás escuchando creas un perfil, que incluso puedes compartir. [Atención a las redes sociales. En un par de años habrán madurado lo suficiente para que podamos realmente entenderlas y aprovecharlas]. Ver también 10.000 canciones en tu bolsillo.
Creo que MSN Messenger también va a permitir compartir listas de canciones.
En Atalaya dedican dos posts al navegador como sistema operativo, con la rivalidad entre Google y Microsoft como telón de fondo. Ver viejo post sobre la rivalidad entre Google y Microsoft
Gmail, Bloglines o Blogger son buenos ejemplos de servicios que han devuelto la atención hacia el navegador. Yahoo! es otro gigante que no se queda atrás. Han anunciado en su blog una versión beta del renovado My Yahoo!, que tiene entre sus objetivos llevar la suscripción/sindicación a contenidos a las masas. ¿Vuelve la personalización?
No tendremos que guardar en el equipo las mismas canciones que nuestros amigos pero ¿habrá ancho de banda suficiente para lo que se nos avecina? A mí no me preguntéis. Lo único que sé es que atesorar miles de mp3 no es para mí y que, del mismo modo que se coleccionan cuadros o incunables, tal vez baste con guardar cien canciones o veinte dvd´s. Eso sí, si una película es tan especial como para tenerla en un soporte físico, debería ir acompañada de una creatividad. Sería como darle un tratamiento de regalo.

Clasificado en Música.

Una Respuesta a “Ligero de equipaje”

  1. Luthien dice:

    Yo pienso que tendríamos que ser más selectivos, conozco demasiada gente que acumula porque sí. Lo de compartir es buena idea, así se ahorrarán más recursos de sitema. ¿La banda ancha? La banda ancha estará muerta de aquí a 10 años, por cómo evoluciona esto. Una abrazo

Deja un comentario